Jaguares

Todavía no esta fino

By  | 

Jaguares no pudo romper la racha adversa en Newlands y cayó ante Stormers por 17 a 7 en lo que fue la cuarta fecha del Super Rugby 2020.

No fue un buen partido para la franquicia argentina que volvió a tener problemas en el scrum durante gran parte del primer tiempo, y a que a su vez, cometió muchos errores principalmente en el contacto y en el manejo de la pelota.

https://www.instagram.com/p/B839NvwpFiT/?utm_source=ig_web_button_share_sheet

En el primer tiempo, Jaguares pasó más tiempo defendiendo y se fue al descanso 3 a 0 abajo en lo que pareció un margen exiguo para como se dieron las acciones. De poco sirvió haber jugado 10 minutos con un hombre de más por la polémica amarilla para Malherbe por un tackle peligroso. Los dirigidos por Gonzalo Quesada defendieron bien por momentos, pero nunca lograron tener toda la iniciativa y es por eso que sufrieron mucho ante un rival que no mostro mucho, más allá de un alto rigor físico.

En el Segundo Tiempo, la visita salió mejor y logró poner el juego en campo rival. Sin embargo, un mal pase de Mallía le dejo servido el try a Jantjies y le dio una ventaja un poco más real a Stormers, más por lo mostrado en la primera mitad que por lo que había ocurrido en el arranque del complemento.

El try de Stormers golpeo a Jaguares y fue aprovechado por el local. Un par de tackles errados volvieron a poner a los de Ciudad del Cabo en situación de try y Nel llegó al ingoal para dejar el partido 17 a 0, una diferencia demasiado amplia para soñar con una remontada para la cual no había señales desde el bunker argentino.

Parecía que podía venirse la goleada, pero ahí volvió aparecer una vez más la mano del entrenador. Con un banco que pedía pista, Jaguares volvió a entusiasmar, mejoró en aspectos claves y con poco arrinconó a su rival. El try de Bruni achicó diferencias y si no fuera por el TMO, Cancelliere hubiera puesto a tiro al equipo argentino tras un try de toda la cancha.

Ya sin tiempo en el reloj, Jaguares intentó la heroica pero no pudo. Era demasiado tarde para intentar llevarse un partido que ya tenía dueño desde hacía rato.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *