Bledisloe Cup

Bledisloe black

By  | 

Nueva Zelanda volvió a ser los All Blacks y Australia lo sufrió en carne propia. En un partido sin paridades, los dirigidos por Ian Foster dejaron las cosas en claro y derrotaron a los Wallabies por 43 a 5 para quedarse una vez más con la Bledisloe Cup.

El primer tiempo de los hombres de negro fue casi de manual. Con un Mo´unga inspiradísimo y aprovechando la ventaja del hombre de más, por la amarilla tempranera a Daugunu, la visita no tuvo piedad y se fue al descanso 26 a 0 arriba y con pronóstico casi irreversible para una posible remontada de los aussies.

La historia no sería distinta en el complemento y la grieta se iría ampliando. Más allá del try de Lolesio en el arranque para los locales, la noche de Sidney tenía un claro dominador. Es cierto, que la defensa de los Wallabies no estuvo demasiado comprometida y eso fue quizás el mayor incentivo para los All Blacks que llegaron dos veces más al ingoal por intermedio de Jordie Barrett y Rieko Ioane, redondearon una goleada histórica en suelo australiano.

El partido también formó parte del fixture del TriNations, lo cual lo posiciona aún mejor al elenco neozelandés para dicha competencia. La semana próxima habrá un nuevo episodio entre ambos y en 14 días, será el turno para el debut de Los Pumas. Justamente ante los All Blacks, un equipo que en este nivel parece realmente imparable.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *